Casos de éxito

Veles e Vent en Valencia

En Madiva innovamos para solucionar problemas concretos. Seguro que hay nuevas maneras de hacer las cosas que nos permiten conseguir resultados radicalmente diferentes.

No nos limitemos, redefinamos el problema y busquemos un nuevo enfoque. Pensemos al revés. Si fuera posible solucionarlo, ¿Como lo haríamos?

Te presentamos algunos ejemplos de aplicaciones en casos muy concretos:

Determinar potencial de consumo en Telecomunicaciones de un hogar:

Podemos anticipar, en base a información pública existente en Internet, cual puede ser el consumo potencial en telecomunicaciones de una familia. Número de líneas móviles, consumo por línea, lí­neas fijas, adsl, pincho de datos...

Y además determinar la sensibilidad al precio y la posibilidad de churn.

Cualificación de nuevos clientes:

El mejor CRM está en la red. Si esto es así, ¿Que podemos saber, de quién no sabemos nada?

Mediante nuestro sistema, y basándonos solo en la dirección, podemos determinar la horquilla de renta de un nuevo cliente, y disparar diferentes tipos de actuación, en base a esta información.

Sugerimos en tiempo real, y en el mismo punto de venta, oportunidades comerciales que tengan una mayor probabilidad de éxito con un nuevo cliente en base a la información generada. ¿El cliente tiene capacidad de ahorro? ¿Es probable que su casa esté sobre asegurada?

Encontrar "gemelos" de mis mejores clientes:

Trabajando con listados de sus mejores clientes, los analizamos, y buscamos sus "gemelos" en cualquier otra ubicación. La probabilidad de éxito comercial con estos potenciales "gemelos" (a sus mejores clientes) es muy superior a la media.

Amplíe la efectividad de sus campañas dirigiéndose prioritariamente a aquellos clientes que están en mejor disposición (y con capacidad) de comprar su producto.

Realizar automáticamente estudios de mercado inmobiliario:

Mediante robots y tecnología Mashup, podemos organizar mercados que hasta ahora estaba totalmente desorganizado. Nos leemos cientos de miles de anuncios de particulares que están vendiendo su vivienda en Internet.

Con estos datos, podemos obtener para cualquier lugar, información de precios de mercado actualizada al momento.

Analizando cada tipología en comercialización, el mix de vivienda en oferta en ese lugar, los precios medios por m2 y tipología, ubicación de la oferta, evolución del precio en el tiempo. Y todo ello con un solo click.

La información ya está en Internet, nosotros la leemos, ordenamos y mecanizamos para que les sea útil.

Seguimiento del valor una cartera Inmobiliaria:

Mediante tecnología Mashup, podemos valorar masivamente carteras de inmuebles y aplicar a su gestión, los mismos parámetros que al resto de activos financieros. Esto nos permite determinar en cualquier momento: valor actual de cada inmueble y de toda la cartera, liquidez de cada inmueble, evolución del precio, plusvalía o minusvalía.

La tecnología permite hoy obtener información de la inteligencia colectiva existente en el mercado inmobiliario, ordenando la dispersa información existente para su aprovechamiento sistematizado.

Esta solución ya se está empleando en aplicaciones de banca privada (extracto integral de un cliente incluyendo sus activos inmobiliarios junto a los financieros), valoración del subyacente en titulizaciones y prevención del riesgo hipotecario.

Anticipar quien va a cambiar de electrodomésticos este año:

Nadie se levanta pensando en cambiar sus electrodomésticos. Uno compra un electrodoméstico solo cuando se estropea el que tenía.

En Madiva ayudamos a identificar los hogares con mayor probabilidad de rotura / cambio de cada tipo de electrodoméstico (lavadora, lavavajillas, frigorífico...) e incluso podemos determinar la gama mas probable en función de su renta.

Identificar fugas de cliente antes de que se produzcan:

La fuga de clientes es uno de los mayores problemas existentes. ¿Cómo identificar anticipadamente aquellos clientes que potencialmente se van a ir?

La clave está en poder conocer la sensibilidad al precio de cada cliente para un determinado consumo.

Hay clientes a los que les importa el precio, mientras que otros lo que buscan es un buen servicio. Si puede identificar previamente a cada grupo, sabrá cómo conservarles disminuyendo la fuga de clientes.