Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Recientes del blog

Modularidad y reforma progresiva

octubre 24th, 2016 | Opinión

Ahora se viene haciendo menos, aunque se sigue haciendo; antiguamente era muy habitual tener un PC (un ordenador personal) grande en casa en formato de caja modular, llamada popularmente torre. Los teléfonos al principio solo servían para hablar y más tarde también para comunicar SMS y usar juegos básicos como pong, esto del ordenador en caja era mucho más barato que un portátil y más fácilmente extensible con piezas más modernas según el uso que se le iba dando, partes que se rompían o quedaban obsoletas; según también los usos y necesidades de cada familia y del propio PC.

En algunos software pasa lo mismo. Una misma aplicación se puede montar en diferentes sistemas de ventanas, por ejemplo programas escritos en Python originalmente para Linux usando el enlazado de Python a GTK, uno de los toolkit gráficos más usados en Linux; se pueden usar en Microsoft ya que GTK ahora está disponible para Microsoft.

Al igual que en los grandes sistemas de ingeniería, como UNIX, entendido como un ecosistema de software diverso, alguno muy usado otro menos, en el que hay una serie de máquinas objetivo, una serie de kernel intercambiables, por que respetan interfaces superiores en común, una serie de utilizadores de esas interfaces, por ejemplo programas de usuario como son los programas comunes de línea de comandos que usan los informáticos; las interfaces son parte del sistema también, una de ellas es por ejemplo el protocolo de terminal. Suelen ser, o estar destinadas a ser, estándares, y al final hay muchas piezas que son intercambiables, más o menos laborioso pero muy habitualmente posible.

screen-shot-2016-09-02-at-18-04-19

El protocolo de terminal es lo que define que el método de e/s humano básico en la interacción humano máquina sean caracteres atómicos, en vez de que además de los caracteres esté definida una matriz subyacente de grano más fino para que por ejemplo fuera posible:

  • Mostrar de imágenes nativamente en el protocolo e/s, en vez de ser un artificio del framebuffer; es decir, la riqueza pixel a pixel es siempre un protocolo secundario montado sobre un sistema que soporta al protocolo primario. Su celular funciona así también, otra cosa será si vd. es o no consciente de ello.
  • Usar software programático de dibujo sobre la consola, por ejemplo graphviz.
  • El dibujo libre sobre la consola, clásicamente el dibujo de estilo tortuga, contemporáneamente dibujo con touchpads y pantallas táctiles.

Hay un momento en que los desarrolladores se puedan llegar a plantear cambiar el protocolo de terminal virtual para que proporcione riqueza al nivel de pixel individual, pero hay tantas piezas relacionadas que al final nadie lo hace porque los beneficios de ingeniar el nuevo sistema no justifican el coste que emana de analizarlo rápidamente sin mucha rigurosidad.

screen-shot-2016-09-02-at-18-07-26

La elaboración de un nuevo protocolo de terminal requeriría una adaptación por parte de los núcleos, del servicio de terminales virtuales, de los clientes de consolas, de los programas intérpretes de comandos, finalmente de las aplicaciones usuarias. Por tanto pasarían años desde una posible especificación hasta que el protocolo tuviese una prueba de concepto desarrollada a todos los niveles implicados, debido a la multitud de piezas que habrían de ser adaptadas. Pero se podría hacer, y tendría interesantes casos de uso. Sin embargo en la informática tradicionalmente se vienen prefiriendo los desarrollos evolutivos en vez de los grandes cambios, que normalmente se dejan para cuando no queda más remedio. Este es un motivo para que una inmensa cantidad de software siga utilizando flujos de caracteres para e/s entre procesos y en comunicación humano máquina, siendo algo en principio primitivo y aparentemente anticuado.

Otro motivo es la presencia de alternativas muy razonables. No hace falta fusionar el sistema gráfico al de texto porque el sistema gráfico ya está normalmente suficientemente bien como está (esto es, por desgracia mucho más inestable que el sistema de texto) y el de texto en realidad no necesita más complicaciones ni nadie las quiere, tal como está es mucho más estable y universal que las GUIs y las fuentes truetype, y así y todo tiene su cierta complejidad derivada de que a día de hoy ya por fin soporta todos los lenguajes humanos escritos habidos y por haber.

Además las interfaces de sólo texto son mucho más fáciles de usar que las gráficas, al no existir como problema a mitigar la mala experiencia de usuario, y más importante muchísimo más cómodas y económicas para el operador, al no requerir precisión de punteos, al no existir la imprecisión en el toque, y al ser las unidades atómicas mucho más grandes y adecuadas a la vista, el tacto y el oído humanos.

Las interfaces gráficas siempre son mutuamente incompatibles por su propia naturaleza de no ser un estándar común a todos los informáticos; como sí son los códigos Unicode, los códigos ISO-8859 y similares, las páginas de códigos ANSI y en origen de todos ellos ASCII.

screen-shot-2016-09-02-at-17-59-14

Los códigos de ocho bits están respecto a Unicode en una situación parecida a la hora oficial respecto a una forma nueva de entender el calendario. A la larga los cambios son inevitables, pero en el primer contacto en su contexto de nacimiento son ideas insólitas, exóticas, fantásticas, o ingenuas. En ambos casos, y al igual que si quisiéramos un nuevo gran protocolo de e/s proceso proceso humano, un gran esfuerzo y compromiso técnico es necesario por muchas personas, la propuesta de cambio inicialmente es ridícula e idealista, pero poco a poco la idea va siendo aceptada, finalmente un grupo de personas lo prototipa, los desconfiados van siendo poco a poco menos, se alcanza un punto en el que más o menos todo el mundo quiere adoptar el nuevo sistema, pero sin poder hacerlo, porque todavía suponga una pérdida de compatibilidad; o siquiera declararlo, por rigidez corporativa… Finalmente cuando los sistemas facilitan una interoperabilidad suave para el usuario final se produce una migración masiva.

Pasó con la casete y el compacto, con Lotus 1-2-3 y Excel, pasó en la telefonía móvil, pasó en la gestión del intercambio electrónico de texto escrito, empezó a pasar en la informática personal pero los fabricantes tradicionales supieron jugar bastante bien las cartas y han amortiguado bastante los cambios (que son imparables como todos los demás casos), por poco le pasa a Excel con Docs, los bancos temen con pavor que les pase, pasará con el vehículo de combustible fósil, se empiezan a comentar cosas sobre el vehículo autónomo, tantas cosas… Sólo ponte a pensar…

Siempre empujado por una evolución técnica y sujeto a diversos costes asociados y a la resistencia humana como en los casos que se han mencionado.

En Madiva trabajamos con pasión de forma que nuestros partner que tecnológicamente son más lentos que nosotros cuenten con nuestra mejor paciencia, comprensión y mimo; mientras que aquellos que son más rápidos que nosotros tengan siempre nuestra mejor consideración, atención y consejo.

U.P

Continúa leyendo este artículo

El cambio del huso horario en España

agosto 26th, 2016 | Opinión

En el principio hubo oscuridad, después hubo cielos, tierras y mares. Las plantas y los animales prosperaron. Apareció la humanidad y se armó para combatir a los cielos y los mares y victoriosa pudo reclamar para sí las tierras y comerciar con ellas y sus frutos.
El día y la noche gobernaba el ritmo de las personas. Grandes civilizaciones aparecieron y las personas pudieron comenzar a dedicarse a observar el cielo y escribir sus observaciones. El Sol fue venerado por ser una de las condiciones necesarias para que los cultivos prosperasen. Múltiples mitos solares aparecieron en incontables culturas.

Screen Shot 2016-08-17 at 12.48.58

Pero gracias a los hidrocarburos, tan irónicamente, se ha perdido una parte de esa veneración por el Sol. En Asturias, junto a la Galicia española, el reloj está puesto a la misma hora que en Województwo małopolskie, junto a Галичина, la antigua Galicji, sin embargo el día solar difiere en unas dos horas. El paisano de las civilizaciones de la antigüedad se estaría rascando la cabeza ante el absurdo aparente de que a mediodía no sea mediodía.

Esto es un escándalo protesta alguna gente, pero paralizada. Tienen relojes y teléfonos en los que pueden ponerse la hora que les dé la gana, pero no se les oye hacerse esa apología ni siquiera mencionar ningún cambio unilateral en grupo o similar para así forzar un conflicto y acelerar el debate. Entonces hay ahora una discusión sobre si dejar el calendario como está o adoptar un retraso de una hora (dos en verano) para tener el horario que por geografía corresponde a España. Una tercera opción es la obsolescencia de la hora oficial. Interesantemente esto sería tecnológicamente posible en unos pocos meses en cualquier lugar de la OTAN.

Screen Shot 2016-08-17 at 12.53.29

La civilización occidental registra sistemáticamente la posición de todas las personas en todas las tierras, en determinados momentos con precisión al menos al metro.

La astronomía local está, afortunadamente para todos, lo suficientemente estable como para que cualquier persona pueda saber a través de un sencillo mecanismo cual es la hora civil del lugar, esto es, la hora en los términos en los que a mediodía el Sol está en la máxima altura de un lugar cualquiera.

Lo importante no es la hora a la que ocurren las cosas. Esto no le interesa a nadie. Es una ilusión, una costumbre. A la gente lo que le importa es cuándo ocurren las cosas, y dónde.

Con cada aproximadamente 15 grados de arco recorridos (360 grados sexagesimales de la circunferencia que el Sol aparentemente describe alrededor de los cielos, divido entre 24 horas que tiene el día), esto sobre el Ecuador son unos 1670 kilómetros, por ejemplo entre Tours y Wien sin embargo son más de 300 kilómetros menos distancia por la mayor cercanía de los meridianos entre sí en latitudes más cercanas a los polos, pero el dispositivo gestiona estos cálculos con mucha facilidad.

Naturalmente no esperamos que la humanidad se acostumbre rápidamente a que el concierto sea a una determinada hora civil, en la posición que sea, sumado o restado otro tiempo, que en realidad es una distancia, que se deberá recorrer, pero en un tiempo que ahora ya sí se conoce, para llegar allí. Pero la hora oficial tal como se está gestionando hoy en día es un instrumento pasado de una época por fin superada.

Screen Shot 2016-08-17 at 12.48.37

Una serie de profesionales y empresas están revolucionando las relaciones laborales, con trabajo por objetivos en vez de por tiempo, vacaciones decididas en libertad, políticas salariales más igualitarias… no sería muy extraño que personas en esas circunstancias empiecen a plantearse si el estado nación no les estará robando parte su eficiencia imponiéndoles una hora que no se corresponda con lo que para esa persona pueda estar biológicamente preparada. Sabemos que este puede ser un mercado importante, a pesar de ser muy reducido.

Empieza a haber una discusión sobre a qué nos dedicaríamos si el futuro trajera a las tierras muchos más frutos que los que la humanidad pueda consumir. Si finalmente el futuro en ese sentido también actúa dándonos más tiempo, entonces sería posible que sean mayorías los que adopten un sistema de gestión del tiempo basado en la posición en vez de en la convención.

Tarde o temprano los cielos, las tierras y los mares estarán pobladas además por grandes flotas de agentes artificiales. Esto ya ha comenzado, de hecho en los tres elementos. Es una posibilidad que su principal fuente de energía vaya a seguir siendo el Sol. Si eso fuera así, quizás algunos de ellos tendrán que cuidarse de gastar mucha energía por la noche. Quizás aunque seguramente funcionarán con un reloj que vuelve a cero y pasa al siguiente día más o menos cuando el Sol está en la máxima altura en Labasa (Fiji) estén programados para saber perfectamente en todo momento cual será la hora a la que el Sol estará en la máxima en cualquier sitio. Quizás para perseguirlo, desde luego para orientarse, y con veneración por sus absurdos creadores, que siguen utilizando la hora que decidieron unos semejantes suyos que habitualmente lo único que perseguían era su propio beneficio, no el bien común. Qué cosa más bárbara, dañina, y del pasado.

Con unos cálculos muy sencillos que tu dispositivo hoy ya puede hacer en un instante.

U.P

Continúa leyendo este artículo

Continúa leyendo artículos en nuestro blog