Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Recientes del blog

El cambio del huso horario en España

agosto 26th, 2016 | Opinión

En el principio hubo oscuridad, después hubo cielos, tierras y mares. Las plantas y los animales prosperaron. Apareció la humanidad y se armó para combatir a los cielos y los mares y victoriosa pudo reclamar para sí las tierras y comerciar con ellas y sus frutos.
El día y la noche gobernaba el ritmo de las personas. Grandes civilizaciones aparecieron y las personas pudieron comenzar a dedicarse a observar el cielo y escribir sus observaciones. El Sol fue venerado por ser una de las condiciones necesarias para que los cultivos prosperasen. Múltiples mitos solares aparecieron en incontables culturas.

Screen Shot 2016-08-17 at 12.48.58

Pero gracias a los hidrocarburos, tan irónicamente, se ha perdido una parte de esa veneración por el Sol. En Asturias, junto a la Galicia española, el reloj está puesto a la misma hora que en Województwo małopolskie, junto a Галичина, la antigua Galicji, sin embargo el día solar difiere en unas dos horas. El paisano de las civilizaciones de la antigüedad se estaría rascando la cabeza ante el absurdo aparente de que a mediodía no sea mediodía.

Esto es un escándalo protesta alguna gente, pero paralizada. Tienen relojes y teléfonos en los que pueden ponerse la hora que les dé la gana, pero no se les oye hacerse esa apología ni siquiera mencionar ningún cambio unilateral en grupo o similar para así forzar un conflicto y acelerar el debate. Entonces hay ahora una discusión sobre si dejar el calendario como está o adoptar un retraso de una hora (dos en verano) para tener el horario que por geografía corresponde a España. Una tercera opción es la obsolescencia de la hora oficial. Interesantemente esto sería tecnológicamente posible en unos pocos meses en cualquier lugar de la OTAN.

Screen Shot 2016-08-17 at 12.53.29

La civilización occidental registra sistemáticamente la posición de todas las personas en todas las tierras, en determinados momentos con precisión al menos al metro.

La astronomía local está, afortunadamente para todos, lo suficientemente estable como para que cualquier persona pueda saber a través de un sencillo mecanismo cual es la hora civil del lugar, esto es, la hora en los términos en los que a mediodía el Sol está en la máxima altura de un lugar cualquiera.

Lo importante no es la hora a la que ocurren las cosas. Esto no le interesa a nadie. Es una ilusión, una costumbre. A la gente lo que le importa es cuándo ocurren las cosas, y dónde.

Con cada aproximadamente 15 grados de arco recorridos (360 grados sexagesimales de la circunferencia que el Sol aparentemente describe alrededor de los cielos, divido entre 24 horas que tiene el día), esto sobre el Ecuador son unos 1670 kilómetros, por ejemplo entre Tours y Wien sin embargo son más de 300 kilómetros menos distancia por la mayor cercanía de los meridianos entre sí en latitudes más cercanas a los polos, pero el dispositivo gestiona estos cálculos con mucha facilidad.

Naturalmente no esperamos que la humanidad se acostumbre rápidamente a que el concierto sea a una determinada hora civil, en la posición que sea, sumado o restado otro tiempo, que en realidad es una distancia, que se deberá recorrer, pero en un tiempo que ahora ya sí se conoce, para llegar allí. Pero la hora oficial tal como se está gestionando hoy en día es un instrumento pasado de una época por fin superada.

Screen Shot 2016-08-17 at 12.48.37

Una serie de profesionales y empresas están revolucionando las relaciones laborales, con trabajo por objetivos en vez de por tiempo, vacaciones decididas en libertad, políticas salariales más igualitarias… no sería muy extraño que personas en esas circunstancias empiecen a plantearse si el estado nación no les estará robando parte su eficiencia imponiéndoles una hora que no se corresponda con lo que para esa persona pueda estar biológicamente preparada. Sabemos que este puede ser un mercado importante, a pesar de ser muy reducido.

Empieza a haber una discusión sobre a qué nos dedicaríamos si el futuro trajera a las tierras muchos más frutos que los que la humanidad pueda consumir. Si finalmente el futuro en ese sentido también actúa dándonos más tiempo, entonces sería posible que sean mayorías los que adopten un sistema de gestión del tiempo basado en la posición en vez de en la convención.

Tarde o temprano los cielos, las tierras y los mares estarán pobladas además por grandes flotas de agentes artificiales. Esto ya ha comenzado, de hecho en los tres elementos. Es una posibilidad que su principal fuente de energía vaya a seguir siendo el Sol. Si eso fuera así, quizás algunos de ellos tendrán que cuidarse de gastar mucha energía por la noche. Quizás aunque seguramente funcionarán con un reloj que vuelve a cero y pasa al siguiente día más o menos cuando el Sol está en la máxima altura en Labasa (Fiji) estén programados para saber perfectamente en todo momento cual será la hora a la que el Sol estará en la máxima en cualquier sitio. Quizás para perseguirlo, desde luego para orientarse, y con veneración por sus absurdos creadores, que siguen utilizando la hora que decidieron unos semejantes suyos que habitualmente lo único que perseguían era su propio beneficio, no el bien común. Qué cosa más bárbara, dañina, y del pasado.

Con unos cálculos muy sencillos que tu dispositivo hoy ya puede hacer en un instante.

U.P

Continúa leyendo este artículo

l10n

julio 11th, 2016 | Opinión, Proceso inverso

La gestión de fechas, del calendario, en la informática, no es difícil, pero
sí es laboriosa. Hay diferentes zonas horarias en el mundo, bastante más que
asientos en muchos organismos mundiales [1]. Extremo ejemplo es Indiana, en
donde según qué criterios se consideren hay entre tres y ocho zonas horarias
diferentes [2]. El manejo del tiempo es más complicado que simplemente la
posición en la tierra de cada lugar, ya que los colectivos humanos
arbitrariamente tomamos la decisión política de cambiar la hora,
frecuentemente; y la fecha, aunque esto pasa mucho menos. Esta realidad a la
que la informática tiene que adaptarse deja trazas en repositorios de datos y
código públicos [3]. La gestión de calendarios es aún más complicada [4]
que lo expuesto por motivos que escapan al ámbito de este texto.

Cualquier tratador de datos puede confirmar lo diferente entre el
funcionamiento de las máquinas y los entornos de información imperfecta,
desorganizada, o sujeta a cambios arbitrarios. En el tratamiento de datos la
pureza formal de las matemáticas y sus aplicaciones prácticas choca
habitualmente con la naturaleza de la vida, con la impredecibilidad de la
aparición y detalles y consecuencias de una mutación en una reproducción, o
con la posibilidad de que la voluntad actúe en contra de una predicción. El
caos similar al que ocurre en la gestión del tiempo del que escribimos en el
párrafo anterior se reproduce fractalmente en muchos ámbitos sobre los que
la humanidad ejerce acción, por ejemplo a nivel colectivo en la península
ibérica respecto a varios asuntos… en su medida correspondiente.

En un modo parecido a las decisiones arbitrarias (en el sentido de la
impredecibilidad, sin valorar la justificación que el poder tuviera en el
momento) e históricas que se han tomado políticamente desde la antigüedad en
todo el mundo sobre la hora, la fecha y el calendario, existen arbitrariamente
múltiples formas correctas de referirse a las entidades geográficas a todos
los niveles en todos los ámbitos humanos. Con nuestro afecto por el anarquismo
(en su sentido amplio) generamos continuamente casos de multiplicidad de
grafías aceptadas para los nombres de los lugares [5]. Esto afecta de un modo
u otro a las tareas resueltas por máquinas.

Existiendo además múltiples identidades colectivas que se solapan
geográficamente a otras más generales y comunes, se suman posibilidades a la
forma de referir lugares [6]. En este punto entendemos que la problemática
obliga a aplicar técnicas de consideración por similitudes y a la pérdida de
importancia de unas palabras sobre otras, pero el problema da giros inesperados
debido a casos como que existan lugares como [7] que por nombre tienen una
palabra que en algunas lenguas (otra circunstancia a considerar) es un
artículo definido. Típicamente los artículos pierden importancia al hacer
búsqueda por similitud.

También hay casos en los que los nombres de dos lugares existentes contienen
las mismas palabras [8] pero en distinto orden [9]. Esto requiere la toma en
consideración del orden de palabras. Pero en la búsqueda en texto por
similitudes hay frecuentemente motivos que promueven que el orden no sea
importante.

En Madiva nos dedicamos entre otras muchas cosas a la búsqueda de conocimiento
a partir de datos de diversas fuentes, entre ellas las que proporcionan
ministerios y agencias gubernamentales. La naturaleza imprecisa y combativa de
nosotros con y contra nuestros vecinos y colegas añade otro efecto
multiplicador a este problema debido a las dificultades de coordinación y
falta de homogeneidad de criterios entre administraciones públicas, esto no
facilita la relación entre ficheros de datos provenientes de diferentes
organismos oficiales.

La incapacidad organizativa humana, consecuencia del libre albedrío, del
sentimiento mayoritario de jovialidad y tolerancia de las personas, de la
histórica incapacidad logística para el ejercicio del poder, contrasta con
las aspiraciones calvinistas por la sistematización y homogeneización para
facilitar la gestión a todos los niveles de los asuntos que tratan sobre las
personas y su actividad.

La civilización occidental, incontestablemente dominante en política
internacional, contribuye activamente al proceso de globalización, que ayuda a
facilitar la unión y colaboración de la acción humana en todas sus posibles
dimensiones, individual, familiar, gremial, empresarial, política; sin en la
mayoría de los casos ejercer una acción definitiva sobre la defensa o
abandono de las costumbres individuales, locales y regionales en las
dimensiones mencionadas de las relaciones humanas. Esto es la aceptación por
parte de la autoridad política de algo sobre lo que en realidad no puede
elegir.

Individualmente, cuanto más anticipada y asumida esté esta circunstancia
inevitable, con más preparación se afronta un futuro en el que el individuo
es cada vez menos importante en favor de las redes, la colaboración, y los
colectivos.

¿Sois capaces de cruzar datos de población [10] con datos de empleo [11] a
nivel municipal con un 100% de aciertos?

Hay algunos más municipios (y creciendo) que la cifra en la que estás
pensando. Por supuesto esto implica que la elección entre documentos de unos
años u otros (o cuantos de ellos se consideren) afecta a la longitud de la
solución… Sean sesenta mil caracteres cuadrados la medida de, por ejemplo,
un código de quinientas líneas de largo y ciento veinte columnas (caracteres)
de ancho… ¿sois además capaces de encontrar una solución no usando más de
420k caracteres cuadrados (C), o 230k (C++), 180k (Python), 160k (Java), 140k
(Ruby o PHP) o 130k (Javascript)? Excluyendo el acceso a hojas de cálculo, PDF
y textos ISO/UTF de ese cómputo.

Más acertijos como este en http://madivachallenge.appspot.com.

[1]: https://en.wikipedia.org/wiki/United_Nations_General_Assembly
[2]: https://github.com/eggert/tz/blob/master/zone.tab
[3]: https://github.com/eggert/tz/blob/master/europe
[4]: https://en.wikipedia.org/wiki/Tz_database
[5]: https://es.wikipedia.org/wiki/Lentegí
[6]: https://es.wikipedia.org/wiki/Sarratella
[7]: https://es.wikipedia.org/wiki/Les
[8]: https://es.wikipedia.org/wiki/Rubielos_de_Mora
[9]: https://es.wikipedia.org/wiki/Mora_de_Rubielos
[10]: http://www.ine.es/inebmenu/mnu_padron.htm
[11]: https://www.sepe.es/contenidos/que_es_el_sepe/estadisticas/datos_estadisticos/municipios/index.html

U.P

Continúa leyendo este artículo

Continúa leyendo artículos en nuestro blog